Página Entidad

Bloque Principal

Estadisticas del municipio
usted está en Ayuntamiento » Estadísticas del municipio

Datos del Municipio

Coordenadas municipio

Tipo de Entidad: Municipio

Superficie Término: 75 Km2

Altitud: 620 m.

Distancia Capital: 66 Km.

Partido Judicial: Jerez de los Caballeros

Comarca: Sierra Suroeste

Gentilicio: Salvaterreño

  • Situación: 

Se localiza próxima a La Parra, sobre un emplazamiento que participa de sus mismas condiciones geográficas, ocupando posición muy estratégica en una encrucijada de caminos que la conecta con todos los núcleos de los alrededores. Su apelativo debe considerarse relacionado, no con el partido judicial que así se denomina, de la que Salvatierra se encuentra separada por un conjunto de sierras que establecen una clara divisoria entre los territorios de las dos vertientes, y en los que, dado el alejamiento y las evidentes diferencias geofísicas, no resulta encuadrable, sino con el material que sirve de base a la actividad por la que la población resulta universalmente conocida: la arcilla alfarera o barro.

Vista de Salvatierra

  • Historia

A la caída del Antiguo Régimen Salvatierra se constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura. Desde1834 quedó integrado en el Partido judicial de Jerez de los Caballeros. En el censo de 1842 contaba con 593 hogares y 2060 vecinos. 

El topónimo con que la localidad aparece señalado históricamente hasta mediados de la centuria pasada, está relacionado directamente con su alfarería, es Salvatierra de los Jarros, y no de los Barros, siendo por tanto relativamente reciente esta última denominación.

Artesanía Jarrones

La característica que mejor singulariza el lugar es su cualidad como destacadísimo centro alfarero de renombre secular, actividad hoy en regresión, pero de la que hace sólo unas décadas existían en funcionamiento más de medio centenar de talleres, haciendo de Salvatierra el centro de esta especialidad más significado de Extremadura, y aun de España. Hasta época muy reciente, la existencia de la localidad se encontraba presidida en todos los aspectos por la dedicación a su ancestral artesanía. En sus alrededores proliferan los barreros, o lugares de los que se extrae la característica arcilla roja, que es llevada hasta el alfar donde se somete a un proceso de transformación hasta quedar dividido en las conocidas pellas o pellotes que se emplean para confeccionar las piezas en la rueda del torno.

En su modelo tradicional, el torno alfarero consiste en una máquina de madera compuesta por un punto de sujeción al suelo y una rueda inferior, que es la que voltea el artesano con el pie, unida ésta a otra rueda superior que es donde con las manos mojadas en agua, el alfarero manipula el barro para darle forma. Los objetos más representativos de la alfarería tradicional de Salvatierra eran las tinajas, cántaros, botijos, barriles, jarros, chingues, micos, lebrillos, platos, etc. La distribución de esta artesanía corría a cargo de los populares arrieros o botijeros, que con su frágil mercancía cargada entre paja sobre los característicos borricos, recorrían España y otros países, llevando hasta los últimos rincones del mundo los cacharros de Salvatierra, y con ellos, el nombre de esta localidad extremeña. Una nueva artesanía que va tomando fuerza es la del corcho y las pieles, ambas localizables en talleres de la carretera de Zafra. Son también importantes las fábricas de salazón de Jamón, existiendo varias en la población.

  • Alfarería

Conocido internacionalmente por lo que ha sido desde hace siglos una de sus vértebras económicas: la alfarería. Los alfareros de Salvatierra eran conocidos como botijeros, por la fabricación y venta posterior de botijos, elemento para enfriar naturalmente el agua. Los botijeros o cacharreros de Salvatierra se desplazaban en burros o carros tirados por asnos, cargados con sus cacharros de barro cocido, para venderlos (a reales, a medio real o a peseta) por toda España y parte de Europa.

En la actualidad existe el Museo de la Alfarería en esta localidad,que muestra la interesante labor y la cultura de los alfareros y los habitantes de este singular pueblo. También se celebra en mayo una feria bianual de alfarería de gran interés.

Junto a la alfarería destaca la cría del cerdo ibérico que campa en las grandes dehesas que configuran, a su vez, paisajes de singular belleza; mares de encinas y alcornoques que se pierden en el horizonte.

  • Patrimonio

Iglesia parroquial católica bajo la advocación de San Blas, en la Archidiócesis de Mérida-Badajoz.